-50% Dcto

Usa el Código de Cupón 2POR1

* Elige tus 2 diplomados y aplícalo en tu carrito

ESTUDIA A TU PROPIO RITMO*

* El participante decide los días y horas en que desarrolla sus programas

¿En qué gastas normalmente tu dinero?

¿En qué gastas normalmente tu dinero?

Traemos para ti un tema que puede ser de tu interés, y precisamente que mejor interés que todo lo que afecte a tu bolsillo, ya sea de manera directa o indirecta, por ello tocaremos el tema del fuerte incremento en los precios de los bienes y servicios básicos que todos los días tenemos que adquirir para poder llevar acabo nuestra rutina del día a día, ya sea en el trabajo, o bien en casa en horas de descanso.

¿Te has puesto a pensar en lo que gastas todos los días? Si tu respuesta aún no la puedes definir, lo que si estoy seguro que podrás decir que muchas veces traes dinero en tu billetera o bolsa y que cuando llegas a casa ya no traes nada en lo absoluto, y de seguro te ha preguntado ¿A dónde se fue mi dinero? Esa sorpresa es siempre desagradable, lo que si es cierto es que antes podíamos comprar cosas y llegar con dinero a casa, mismo que podíamos usar para ahorrarlo en el cochinito o bien para ponerlo en una cuenta bancaria, o algunos todavía lo esconden bajo el colchón, aunque en estos tiempos estoy seguro que ya sea que llegas sin nada o bien, no compraste lo mismo ni las mismas cantidades que comprabas antes.

Éste fenómeno que causa todo esto se conoce como el monstruo de la inflación, ésta nos ha aporreado muchas veces, y lo sigue haciendo con el incremento de los alimentos y de los energéticos que consumimos todos los días, mismos que obligan a los prestadores de servicios a incrementar sus tarifas provocando que todo sea mucho más caro, y por ende muchas veces tenemos que prescindir de esos servicios para poder comprar lo que si es necesario o vital para nuestra vida diaria.

Por ello, ahora que sabemos que las cosas son más caras es cuando más cuidado debemos de tener en el cómo y en qué gastamos nuestro dinero. Te aseguro que gastas una fuerte suma de dinero en cosas que no son tan importantes, pero como lo haces de manera inconsciente no eres capaz de ver lo que has gastado en cosas que en realidad son innecesarias y que con ese dinero puedes hacer más y mejores cosas que tesean de mejor provecho, por ejemplo, si sumas la cantidad de dinero que gastas en agua embotellada y lo comparas a comprar un garrafón y rellenar tu termo de 1 litro hasta 20 veces, ¿Cuánto te habrás ahorrado? Si hacemos el cálculo la respuesta sería de $185 pesos por 20 botellas de un litro de agua, ya que el garrafón en la marca más comercial (y más cara) cuesta en promedio 25 pesos, mismo que rinde 20 raciones de un litro, el litro de agua de la misma marca que el garrafón cuesta 10.50 pesos, y yo sé que no compras el agua para quedarte con las botellas, ahora imagina que compras el agua en alguna empresa que despache agua purificada por menos de la mitad, te ahorrarías $201 pesos.

Ahora, haz cuentas con lo que gastas a la semana, al mes, o al año….  Ufff! Haz éste mismo ejercicio con lo que gastas en cada vez que te bajas a comprar alguna golosina o comida “chatarra” en las tiendas de autoservicio (que es lo que más venden) y haz cuentas. También las veces que conduces tu vehículo por las vialidades menos adecuadas para llegar a tu destino y lo que gastas en combustible por no ser asertivo en tu forma de manejar, o peor aún, los gastos extra por no darle un buen mantenimiento a tu coche.

en las finanzas personales no aplica eso de lo barato sale caro, si no que lo innecesario e indebido sale caro, y mucho. Si a ti no te importa el llegar con menos dinero del esperado en tu billetera a casa pues no hagas caso de lo que te comentamos, pero yo sabemos muy bien que a todos nos interesa cuidar nuestro patrimonio y eso siempre empieza con el bolsillo. Usa también tu tarjeta de débito de manera responsable, que muchas veces por el hecho de que no representa dinero en físico la pasamos tantas veces queramos sin percibir adecuadamente la salida de nuestro dinero para cosas que tampoco puedan ser relevantes.

Esperamos que éstos consejos te sean de bastante utilidad, y que en vez de gastar tu dinero lo inviertas en ti, para que después en vez de estar pensando en qué gastar pienses en qué invertir.

LEAVE A COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *